Inteligencia Colectiva
Centro Desarrollo Inteligencia Colectiva (CDIC)
Felicidad y Participación Ciudadana
Categorías: General

picasso-mano-con-ramo-de-florespor Juan Luis Walker Bozzo *

Resumen. Se describe un proyecto de participación ciudadana en torno al tema de la felicidad utilizando como metodología principal el Open Space Technology. Relacionándolo con los principales resultados y conclusiones del último estudio de Desarrollo Humano del PNUD en Chile (2012), se ofrece un modus operandi que permite incorporar la “inteligencia colectiva” y un “proceso auto organizado” para el fortalecimiento de las capacidades humanas vinculadas con el “bienestar subjetivo integral” de los chilenos. Se ofrece al final un conjunto de hipótesis que orientan el trabajo futuro. Este artículo es parte del Capítulo 13 del libro “La Felicidad: Evidencias y experiencias para cambiar nuestro mundo”, editado por Daniel Martínez Aldunate, Fernando Ivanovic-Zuvic Ramírez y Wenceslao Unanue. Ediciones de la Sociedad de Neurología Psiquiatría y Neurocirugía (SONEPSYN, Octubre 2013). Impreso en LOM.

El neologismo “serendipia” proviene de la palabra inglesa “serendipity”, que alude al azar que comparten muchos hallazgos y descubrimientos científicos, tanto en el mundo de las ciencias exactas como en las del comportamiento y los procesos de transformación social.  Implica mucha sincronía, coincidencias inesperadas y coordinaciones espontáneas que surgen entre los actores que investigan o trabajan temas comunes con pasión y responsabilidad.

La mirada retrospectiva nos ha permitido descubrir con alegría que este fenómeno ha estado ocurriendo en torno a la temática de la felicidad en Chile y en el mundo, emergiendo un nuevo paradigma de desarrollo donde confluyen los aportes de distintas disciplinas y organizaciones, sumándose el respaldo decidido de las Naciones Unidas (1). Este entusiasmo también ha estado presente en Chile, al replicarse los Open Space Technology (OST) (2), lo que  nos ha permitido “contagiar” en la reflexión y la acción, a otros ciudadanos.

En Junio del año 2010, cuando comenzábamos a soñar este proyecto, nada nos hacía presagiar el increíble espiral y verdadero vendaval de aprendizajes, iniciativas y descubrimientos que surgirían compartidamente en el camino. Particularmente nos sorprende la fuerte consistencia que existe entre los principales resultados  del último estudio de desarrollo humano del PNUD en Chile “Bienestar subjetivo: el desafío de repensar el desarrollo” (3), y  cómo desde el OST, nos aproximamos desde la participación social y la sabiduría colectiva, a este complejo y urgente fenómeno de la felicidad humana.

Estos resultados fundamentan retroactiva y sincrónicamente el corazón del proyecto de participación ciudadana y felicidad, que hemos venido trabajando desde este “otro lado del mesón”. Esperamos que su lectura y comprensión, continúe promoviendo la “serendipia” entre todos los que con pasión y responsabilidad quieran aportar al desarrollo de la felicidad en el planeta.

El método: Tecnología de Espacio Abierto.

El Open Space (OS), como más frecuentemente la gente prefiere llamarlo, es un proceso de diálogo emergente, que invita a todos los participantes de un sistema dado (equipo, organización, comunidad) a construir y organizar su propia agenda, en torno a un tema central (o pregunta) que a todos convoca e interesa. Todo ocurre en una gran “plaza de mercado”, abierta y transparente, en la que libremente se negocian los subtemas y se conforman los distintos grupos que los llevarán adelante. Cada una de estas reuniones es luego reportada, publicándose sus principales conclusiones y sugerencias en un panel central especialmente montado. Al final, las acciones sugeridas por cada grupo pueden ser votadas en plenario, y en base a las prioridades allí establecidas, se logra crear una lista concordada de acciones con seguimiento programado.

Desde que fuera iniciada por Harrison Owen en 1985, el OS  ha sido utilizada más de 100.000 veces en 134 países (4), con grupos que van desde 5 hasta 2.000 personas. Sus usos han sido muy diversos, desde iniciativas estratégicas hasta el desarrollo de programas sociales, desde la resolución de conflictos hasta la administración del cambio y mucho más. Existe además una comunidad mundial de practicantes (5,6), deseosos de apoyar y compartir experiencias y conocimientos para facilitar espacios abiertos y practicar el arte de hacer menos para lograr más.

En un taller de espacio abierto, el contenido y el proceso van de la mano. Cuando hablamos del fenómeno de la felicidad, en el acto mismo de conversar y dialogar sobre él, permitimos naturalmente que emerja y se contagie el bienestar y la felicidad en los participantes. La expansión del aquí y el ahora que siempre ocurre cuando participamos de un Open Space, hacen que ese cambio se verifique espontanea y auto organizadamente.

En lo que sigue se precisa, cómo es que todo esto ha sido llevado a la práctica.

Nueve Diálogos Creativos por La Felicidad

El Centro de Desarrollo de la Inteligencia Colectiva (CDIC) (7), es una agrupación de profesionales que ha organizado nueve “Diálogos Creativos por la Felicidad”. En cada uno de estos nueve encuentros ciudadanos, la pregunta principal ha sido: ¿Qué podemos hacer hoy para ser más felices en Chile?

Estos Encuentros han sido sistemáticamente reportados y todos se encuentran publicados en nuestra página web (8). En cada actividad, la metodología básica ha sido el Open Space y la convocatoria ha sido realizada a través de las redes personales y sociales, siendo en cuatro ocasiones coorganizadas por municipalidades y universidades.

Para su implementación hemos seguido rigurosamente las recomendaciones derivadas del valioso documento llamado “Diálogo Democrático – un manual para practicantes” del PNUD más la participación de ACDI, IDEA y OEA (9), que someramente se traducen en los siguientes titulares de indicaciones:

  • Inclusividad
  • Apropiación compartida
  • Aprendizaje
  • Humanidad
  • Perspectiva de largo plazo

Supuestos, requisitos y promesas

Para la realización de nuestros Diálogos hemos seguido además los siguientes principios:

(a) La felicidad surge naturalmente cuando desarrollamos un sentido de comunidad (o completitud).

(b) Para desarrollar un sentido de comunidad es imprescindible dialogar creativamente.

(c) Para dialogar creativamente debemos permitir que emerja una sabiduría colectiva o proceso auto organizado de desarrollo.

(d) Es necesaria una pregunta de inicio que convoque efectivamente.

(e) Todos los implicados serán invitados.

(f) Todos los que lleguen serán bienvenidos.

(g) En base a la propia pasión y responsabilidad cada participante podrá proponer tantos temas (o respuestas) que quiera.

(h) El grupo total será responsable de co-crear la agenda y definir quienes, dónde y cuándo se tratan, a plena satisfacción.

(i) Cada uno será libre de participar en cuantos temas o grupos desea, independientemente de si está o no previamente inscrito en ellos.

(j) Se promoverá la polinización cruzada de ideas en base a una libertad real.

(k) Al final, igual que en un comienzo, todos vuelven a reunirse en círculo y si lo desean pueden dirigirse desde allí al grupo total.

(l) El proceso de conversación será registrado y documentado por los mismos participantes y validado por todos en el círculo de cierre.

(m) Los temas de dicho libro de actas podrán ser entonces priorizados por todos los participantes y avanzar juntos a la conformación de distintos grupos de acción.

(n) Tanto los grupos de acción como el colectivo total se retroalimentarán continuamente a través de la mantención de un foro abierto virtual o real.

(ñ) Colectivamente se concuerda un plan de seguimiento y se pactan nuevos encuentros que permitan reforzar y profundizar el desarrollo buscado y generar un “contagio viral”.

Hallazgos

Una rápida síntesis de las sugerencias más destacadas surgidas de los propios participantes en nuestros encuentros, es la siguiente:

(a) Desarrollar políticas públicas a favor de la felicidad.

(b) Crear un Ministerio de la felicidad y/o programas ministeriales.

(c) Propiciar el surgimiento de representantes, embajadores o promotores de la felicidad.

(d) Promover la felicidad en las organizaciones.

(e) Realizar una campaña nacional que promueve el bienestar, a través de caricias y abrazos.

(f) Construir espacios públicos para la felicidad.

(g) Facilitar el desarrollo personal y la salud mental.

(h) Llevar adelante un cambio cultural radical por la felicidad.

Para ver el detalle completo de las conclusiones de cada uno de los Diálogos, se ruega consultar el reporte final de cada uno de ellos en la fuente antes citada (8).

Hipótesis

Terminamos señalando de un modo preliminar nuestras principales hipótesis de trabajo futuro que surgen de nuestra experiencia directa.

  1. Junto a los continuos avances del conocimiento científico en torno al tema de la felicidad, que fundamentalmente provienen del ámbito de la psicología positiva y de la salud mental, resulta imprescindible también generar una “inteligencia colectiva” que presente a las autoridades científicas y políticas, la sabiduría que tiene el “ciudadano de a pie” sobre estos temas.
  2. La tesis principal aquí es que sólo en espacios de participación activa y de “completitud” (o de comunidad) obtendremos la suficiente inspiración y fuerza para evolucionar “auto organizadamente” hacia una familia, un lugar de trabajo, un país y un mundo más feliz.
  3. Esto será posible si convocamos a TODOS los que sientan pasión y responsabilidad para dialogar creativamente sobre el tema, en un ambiente de libertad real que nos permita avanzar desde el caos inicial al orden, sintiendo al final un claro sentido de representación, unión y cohesión.
  4. En este sentido, para aumentar el “bienestar subjetivo con la sociedad” más que “conferencias” lo que requerimos son “desconferencias”, donde tanto los ciudadanos, los expertos y las autoridades, puedan equitativa y horizontalmente conversar y descubrir cómo ser más felices en su particular contexto cultural, social y político.

Referencias Bibliográficas y Sitios Web

  1. Naciones Unidas. Resolución aprobada por la Asamblea General 65/309. La felicidad: hacia un enfoque holístico del desarrollo. Se puede ver en: http://www.un.org/ga/search/view_doc.asp?symbol=A/RES/65/309&Lang=S
  2. Harrison Owen. “Open Space Technology: A User’s Guide” (3rd Edition, Berrett-Koehler, 2008).
  3. PNUD Desarrollo Humano en Chile 2012 “Bienestar subjetivo: el desafío de repensar el desarrollo”, 2012. Se puede bajar en: http://www.desarrollohumano.cl/
  4. Open Space World Map http://www.openspaceworldmap.org/
  5. Open Space Technology World Community http://openspaceworld.ning.com/
  6. Portal “Open Space Technology” de Michael Herman http://www.openspaceworld.org/
  7. Centro de Desarrollo de la Inteligencia Colectiva (CDIC) http://www.cdic.cl
  8. CDIC. Reportes Diálogos Creativos por la Felicidad. Ver y bajar aquí: http://www.cdic.cl/wordpress/?p=2322
  9. B. Pruitt et al.  (con la colaboración del PNUD, ACDI, IDEA y OEA). “Diálogo Democrático – Un Manual para Practicantes”, 2008. Se puede bajar en : http://www.undp.org/content/undp/es/home/librarypage/crisis-prevention-and-recovery/democratic_dialogue_handbook.html

*Juan Luis Walker Bozzo. Psicólogo Universidad de Chile. Fundador y Director Ejecutivo del Proyecto Centro Desarrollo Inteligencia Colectiva (CDIC). Académico del Magíster en Desarrollo Organizacional y Gestión Estratégica de Personas de la Universidad Diego Portales. Organizador principal del “XIX World Open Space on Open Space” (WOSonOS Chile 2011).

Categorías: General -

Escriba un Comentario